Ecografia:

Porque la radiología muchas veces va de la mano de la ecografía,

con nuestra formación y nuestro ecógrafo, podemos diagnosticar patologías, confirmar una gestación o ver la viabilidad de los fetos en nuestra mascota.

 

También nos permite obtener muestras ecoguiadas (aspirados de masas, fluidos corporales ...) de forma precisa para su posterior análisis.

 

Un equipo interconectado con nuestros ordenadores que nos permite en el mismo momento, la obtención de imágenes o vídeos que almacenamos y añadimos al historial de nuestros pacientes.